lunes, 26 de julio de 2010

Risos y Lisos :)

Y si, le rulo siempre vuelve... vuelve y mas enrulado que antes, y ahi es donde uno decide si agarrar la planchita o darle a la buclera para marcar mas todavia lo que ya es evidente. Odio reconorcelo pero siempre fui muy obstinada, no soy buena aceptando que las cosas se terminan abruptamente, y si, soy medio bolida, soy incapaz de cazar la planca o la tijera para terminar con ese rulo que se arma cada vez que no lo espero. Es dificil esto de lidiar con los rulos, porque llega un punto en el que el pelo se friza y la situacion se hace inmanejable. Ahi definitivamente se pudre todo. Porque cuando las cosas se ponen inmanejables lo unico que se puede hacer es sacar turno en la peluqeria y rebanar los nudos. Lo que pasa es que yo siempre quiero evitar eso, quiero evitar cortar los rulos, quiero evitar sacarlo de mi vida, quiero evitar la crisis aun sabiendo que es inminente. Y me canso de decirme"no hay tal crisis"... mentira, si la hay, y es enorme, y la unica forma de que los rulos vuelvan a ser lacios es enfrentando las cosas, poner la mejor cara y seguir adelante, otra no hay.

No hay comentarios:

Publicar un comentario